Hacia la Sostenibilidad Emocional

Creando en la naturaleza Rincones protegidos para las emociones

El cuidado del medio natural tiene mucho en común con el cuidado de nuestro mundo interior emocional. De la misma manera que los espacios naturales son necesarios para mantener el equilibrio, en nuestro interior también necesitamos unos espacios protegidos donde poder encontrarnos con nosotros mismos y donde puedan desarrollarse especies emocionales frágiles que requieren unos cuidados especiales.

 

Es nuestra responsabilidad cuidar de nuestros espacios interiores y crear las condiciones más adecuadas para que estas especies emocionales puedan crecer. 

 

Desde este punto de partida, ya sea en un centro de educación ambiental o en una granja escuela, l@s alumn@s pueden acercarse a la naturaleza al mismo tiempo que aprenden a gestionar sus emociones de una forma más equilibrada y sostenible. La propuesta es integrar, dentro del programa diario de actividades del centro, actividades y talleres para trabajar las emociones en la naturaleza a través de dinámicas que favorezcan el crecimiento individual y grupal.

 

La propuesta es integrar, dentro del programa diario de actividades de un centro en su medio natural, actividades y talleres para trabajar las emociones en la naturaleza a través de dinámicas que favorezcan el crecimiento individual y grupal.

  • Partiendo del cuidado del medio natural aprenderemos a cuidar nuestro mundo emocional interior y a tomar conciencia del impacto que tienen nuestras emociones en el mundo exterior donde vivimos.

  • Desde el cuidado y protección del medio ambiente que nos rodea, aprendemos a responsabilizarnos de eliminar nuestras basuras emocionales para reducirlas, reciclarlas y transformarlas. Practicar higiene emocional diaria puede ayudarnos a mantener nuestro bienestar emocional y alcanzar el equilibrio.

  • Desde el conocimiento de nuestro hábitat natural, exploraremos los diferentes hábitats emocionales y co-crearemos juntos un espacio protegido donde las especies emocionales en peligro de extinción (amor, ternura, alegría, ilusión, etc.) puedan crecer sin ser dañadas.

  • Desde el conocimiento de los recursos naturales aprendemos estrategias para un uso sostenible de nuestros recursos emocionales, de forma que nos sirvan para nuestra mejora personal, la mejora de nuestras relaciones y para el cuidado de nuestro ecosistema.

Si quieres avanzar Hacia la Sostenibilidad Emocional te ayudo a preparar el equipaje más adecuado para iniciar este viaje.