Semillas de Ecología Emocional

Rincón de Ecología Emocional para Crecer en familia

(incorporando la mirada sistémica)

 

 

" El mayor descubrimiento de mi generación es que, los seres humanos, con solo cambiar las actitudes interiores de sus mentes, pueden cambiar los aspectos exteriores de sus vidas"

                                                                                                           William James

No hay emociones buenas o malas, todas son necesarias y todas tienen su razón de ser. Nos proporcionan una valiosa información sobre cómo nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás, y debemos aprender a descifrar su mensaje y a gestionarlas de forma adaptativa, sin reprimirlas y sin convertirnos en sus esclavos, para decidir qué cambios y decisiones hemos de tomar para actuar con coherencia y favorecer nuestro equilibrio personal.

 

Ya no vale culparnos por lo que hacemos o  dejamos de hacer. Debemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones, porque si bien no somos responsables de lo que sentimos, sí que lo somos de lo que hacemos con ello. Y somos responsables de proteger y cuidar nuestro hábitat emocional, evitando generar tóxicos emocionales a nuestro entorno para que puedan habitar especies emocionales delicadas como la ternura, el cariño, la gratitud, etc.

 

Las Semillas de Ecología Emocional son jornadas formativas donde profundizaremos en nuestro propio crecimiento persional y, puesto que formamos parte de un ecosistema donde todos estamos interrelacionados, potenciaremos el crecimiento de los demás miembros del grupo. 

 

Queremos invitar a la reflexión "¿Qué hacemos con nuestras emociones?", y proporcionar recursos y herramientas sencillas que nos ayuden a gestionar nuestro mundo emocional de una forma más sostenible.

 

¿A quién va dirigido este taller?

 

Las Semillas de Ecología Emocional están dirigidas a padres y madres de familia, educador@s y cualquier persona interesados en conocer y gestionar de forma adaptativa el ecosistema emocional de su familia, así como desarrollar las habilidades emocionales necesarias para comunicarse mejor con otros miembros de la familia, ya sean hijos, pareja, padres, o cualquier persona de su sistema familiar.

 

 

¿Qué temas se tratarán? 

 

Las Semillas de Ecología Emocional tratarán, entre otros, los siguientes temas:



  • La pertenencia y los vínculos. Cómo fortalecer los vínculos afectivos
  • El orden en el contexto familiar, escolar y social

  • Educar desde mi lugar como padre, madre y/o educador@
  • Cómo acompañar a nuestros hijos en las distintas etapas psico-evolutivas de forma emocionalmente ecológica
  • Creando tu paisaje emocional. El escáner emocional
  • Cómo gestionar nuestras emociones de forma ecológica para prevenir conflictos
  • Cómo comunicarnos de forma Emocionalmente Ecológica para Crecer en familia
  • Los recursos emocionales de mi familia
  • Cartografía emocional (territorios seguros vs territorios inciertos)
  • Meteorología emocional
  • Las 4 R´s de la sostenibilidad emocional
  • Emociones limpias y sostenibles. Emociones que nos esclavizan
  • Creando espacios protegidos

 

 

¿Cómo?

 

Con las Semillas de Ecología Emocional entrenaremos nuestras competencias emocionales con el lenguaje de las metáforas, que potencian nuestra reflexión y aprendizaje.

 

Las Semillas de Ecología Emocional se impartirán en sesiones de 2-3 h de duración, según disponibilidad del centro y/o asistentes.

 

Las fechas y los horarios se concretarán según las particularidades de cada centro.

 

 

¿Dónde?

 

Las Semillas de Ecología Emocional se pueden organizar en Colegios y Escuelas de Educación Infantil u otras Instituciones Educativas, bien contactando directamente o a través de las AMPAS o del equipo docente, en escuelas de desarrollo personal, espacios municipales, centros culturales, asociaciones y cualquier centro que esté interesado en desarrollar proyectos con familias.

 

Las Semillas de Ecología Emocional son sesiones prácticas, dinámicas y vivenciales, con un doble enfoque, la Mirada sistémica, dirigida siempre hacia adelante, hacia las generaciones futuras, pero con la fuerza de lo que tenemos detrás, nuestra historia, nuestras generaciones pasadas, incluyendo a todos los excluidos u olvidados del sistema familiar; y la Ecología Emocional, que nos ayuda a gestionar de forma adaptativa nuestras emociones para mejorar nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás.